Boda Verónica y Gabriel

Fecha: Agosto 2014     ·     Categoría:  Boda en Hotel    ·    Fotografía: Azaustre Fotógrafo    ·    Espacio: Hotel Santos Saray

Explicación

Ya conocía a Verónica y a Gabriel desde hacía más de una año. Verónica recibió el ramo de novia de su tía Mar y se cumplió eso de que “de una boda sale otra”. Así que cuando Verónica y Gabriel me pidieron que me encargase de todos los preparativos fue un auténtico honor y una alegría, porque ellos habían visto nuestro trabajo en la boda de Mar y José, así que fue una satisfacción doble.

No obstante, jamás bajamos la guardia, y aunque era un Servicio de Wedding Designer & Planneren un espacio que ya conocíamos, la propuesta era totalmente diferente.

Verónica y Gabriel querían una boda de verano, en pleno mes de agosto, al atardecer, e íntegramente en exteriores. Era la primera vez que el Hotel Santos Saray celebraba una boda completa (ceremonia, cóctel y banquete) en su jardín, así que teníamos una interesante reto por delante, tanto de logística como de diseño, puesto que el espacio tiene su propio estilo decorativo.

Verónica y Gabriel querían un diseño moderno, cercano al estilo chill-out, con mucha luz y con flores en tonos cálidos. La referencia que nos dieron fue: velas y margaritas grandes.

El resultado fue una boda de verano fresca y romántica.

Los Detalles de Dandelion Events

La búsqueda del espacio era algo que Verónica y Gabriel tenían claro. A Verónica siempre le gustó el Hotel Santos Saray y tenía claro que era el espacio donde se imaginaba su boda. No obstante querían una boda al aire libre, desde la ceremonia a la cena, en el jardín, con sus fuentes de estilo árabe y el ruido del agua de fondo.

El día de la boda, hizo un sol y una calor de justicia propio del mes de agosto en Granada. Todo el equipo hizo un gran esfuerzo para el montaje que se distribuyó en tres espacios: ceremonia en la zona del césped, cóctel junto a la piscina y cena bajo las pérgolas del jardín. Una boda al aire libre al atardecer que desprendió muchísimo encanto y romanticismo.

La ceremonia estuvo oficiada por José, tío político de la novia, que hizo para ellos una ceremonia a medida, con un precioso ritual celta de atadura de manos (handfasting) y unos votos escritos a medida.

Del catering se encargó el Hotel Santos Saray con un menú tradicional exquisito que culminó con el corte del pastel nupcial. La tarta fue una preciosa creación de Tarta & Arte presentada en cuatro pisos blancos, con perlas y margaritas siguiendo la misma paleta de color de la boda. En su interior un pastel delicioso a la vez que exótico: chocolate y fruta de la pasión con mangos confitados.

Una vez decidido el catering nos centramos en la propuesta decorativa. Para ello seguimos las ideas que nos habían sugerido los novios y creamos una decoración con una base moderna, flores en tonos cálidos y muchas velas. El resultado final, una boda romántica a la luz de las velas.

De la propuesta decorativa destacan el montaje de la ceremonia con sillas tipo Tiffany, adornadas con lazos siguiendo la paleta de color, con prendido de paniculata. El cenador bajo el que de celebró la boda contaba con una fuente de estilo árabe y lo decoramos con una tela de gasa y prendido con rosas maquillaje. Alrededor del espacio colocamos bandejas con composiciones de velas y faroles calados que dieron ese toque chill-out cuando calló la noche.

La zona de cóctel se decoró con faroles blancos alrededor de la piscina y sobre las mesas de apoyo. Montamos una mesa de firmas con un álbum que recogía las fotos de la sesión de preboda de los novios. Unas fotos preciosas que se encargó de realizar Azaustre.

Las mesas de la cena las decoramos con una base de espejos sobre la que descansaba un jarrón con gerberas blancas, amareto y King. El resto de la decoración de la mesa se completó con candelabros de cristal y velas en vasos de cristales de distintos tamaños.

La mesa presidencial, solo para 2, la decoramos con las mismas flores pero con una composición distinta y la acompañamos de las letras SR&SRA. Tras la mesa de los novios, la mesa de la tarta completaba la decoración.

Del diseño de la decoración se encargó nuestro equipo, pero los arreglos florales corrieron a cargo de La Mimosa, que además hizo un ramo de ensueño a base de girasoles para Verónica.

La boda de Verónica y Gabriel estuvo llena de detalles, desde los botes de pompas de jabón que lanzaron a los novios recién casados, pasando por los regalos que se entregaron a los invitados: para las chicas unas latas con semillas de girasol para plantar tu propia planta y recordar siempre el día de la boda y el amor de la pareja, y para los chicos unos juegos de gemelos.

La novia preparó también unos regalos especiales para las madres, tías y prima, pero sin duda uno de los momentos más emotivos de la boda fue cuando Mar le dedicó a su sobrina unas preciosas palabras que nos emocionaron a todos.

La boda de Verónica y Gabriel fue muy romántica y emotiva, y su amor fue protagonista de un día inolvidable.

Related Projects

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR